Menu opener
Close
Rellena el campo de 'Destino'
No hay sugerencias
Por favor, selecciona un período de menos de 21 días
Selecciona una fecha posterior

Por favor, selecciona un período de menos de 21 díasSelecciona una fecha posterior

Desde
Hasta
Para clientes con acuerdo corporativo
  • Destino
  • DesdeHasta
    DesdeHasta
  • 1 habitación, 1 adulto
  • 1 habitación, 1 persona

Baños árabes de Girona

En el siglo XII se construyeron en Girona sus famosos baños árabes de estilo almohade. Sin embargo, durante buena parte de su historia, varios siglos, estuvieron cerrados al público por distintas razones, de hecho, llegaron a formar parte de un convento de clausura durante el siglo XVII. Es más, no fue hasta 1932 cuando fueron abiertos al público, tal y como se mantienen en la actualidad. Además del gran valor histórico, de su belleza y tradición, este baño ofrece a los visitantes la experiencia del agua con diversas salas para la relajación del cuerpo gracias al cambio de temperaturas.

 

Los puntos clave de los baños árabes de Girona

Este famoso baño, recrea la experiencia hammam, los tradicionales baños turcos. Por eso, estos baños están compuestos de varias salas por las que hay que hacer un recorrido para tener la experiencia completa. En primer lugar, se pasa por la sala fría, también llamada frigidarium, que tiene una piscina octogonal de agua fría, como su nombre indica.

Después del agua fría, es momento de pasar a la sala tibia o tepidarium, donde el estilo es muy similar a la anterior. Solo que en esta sala se juega más con la luz creando una sensación diferente a ojos de los visitantes. Y después del agua templada, se pasa al agua caliente o sala de vapor caliente, caldarium. Así se pasa por el agua fría, templada y caliente para poder realizar la ceremonia de baño árabe y conocer mejor las costumbres higiénicas de hace siglos.

Además de su precio asequible, la entrada cuesta tan solo 2 euros, este baño hammam aporta numerosos beneficios para el cuerpo, especialmente para la circulación y la piel. Aunque, no podemos confundirnos con un spa, pues no se oferta el masaje, pero la sala tepidarium originariamente estaba preparada para ello en su naturaleza primigenia.

La visita a estos baños árabes, uno de los más famosos de España junto con los baños árabes de Córdoba, son una de las actividades más interesantes, y relajantes, que realizar en la ciudad de Girona. Ya que, además de pasear por estas salas y piscinas, con un cañón o varios de agua, podremos disfrutar de las artes, de sus arcos antiguos y de la decoración medieval que se asemeja al hammam Al Ándalus.

En cuanto a cómo hacer el recorrido, las salas están configuradas para empezar tanto por el frío como por el calor, pero entre ambas el paso intermedio es la sala central, donde se encuentra el tepidarium. Por tanto, si se empieza por el vapor, como por el frío, este punto intermedio siempre sirve para calmar el cuerpo entre temperaturas y experiencias acuáticas.

 

¿Dónde alojarse en Girona?

Si viajamos hasta Girona y buscamos hoteles bien situados, con todas las comodidades y con la mejor relación calidad precio, entonces tenemos que hablar del B&B Hotel Girona 2 y del B&B Hotel Girona 3. Ambos situados a pocos minutos del centro e ideales para realizar excursiones por la ciudad y la provincia. Así que, no lo pienses más y disfruta de los encantos medievales y de las bonitas vistas de Girona en cualquiera de estos dos hoteles, a solo 4 kilómetros del centro y a 11 del aeropuerto de Girona, ideal si viajas hasta aquí en avión.