Menu opener
Selecciona fechas para ver la disponibilidad
Close
Rellena el campo de 'Destino'
No hay sugerencias
Permite la geolocalización en la configuración del navegador o escribe tu destino
Por favor, selecciona un período de menos de 21 días
Selecciona una fecha posterior

Por favor, selecciona un período de menos de 21 díasSelecciona una fecha posterior

Desde
Hasta
Código de empresa
Para clientes con acuerdo corporativo
  • Destino
  • DesdeHasta
    DesdeHasta
  • 1 habitación, 1 adulto
  • 1 habitación, 1 persona

¿Por qué visitar el Castillo de Monteagudo?

El castillo de Monteagudo, a unos 5 kilómetros de la ciudad de Murcia y a 18 kilómetros de Orihuela es todo un reclamo turístico ya que se tiene constancia de su existencia desde el año 1078. Casi diez siglos de historia que datan del pasado musulmán de España. Aunque, si bien al principio se trataba de una fortaleza, en la época de Ibn Mardanis pasó a ser considerado un castillo. Sin embargo, cuando terminó de encumbrar a la fama fue en la incorporación de Murcia a la corona de Castilla en 1243. Unos años después, el rey Alfonso X, el sabio, estableció allí su residencia murciana quedando vinculado a los monarcas de Castilla. Situó Alfonso su residencia en este castillo y lo convirtió en un referente en la agregación de Valencia al reino. Aunque, antes de Alfonso, en el siglo XI, este castillo también fue la cárcel de Abderramán Ibn Tahir, también conocido como el Rey Lobo y primer rey musulmán de Murcia. 

En cuanto a la historia, el castillo de Monteagudo, junto con el Castillejo y el Castillo de Larache se convirtieron en la concesión más importante del siglo XIII cuando Alfonso X se lo entregó a su esposa, Violante de Aragón, que después se lo pasaría a María de Molina. Todo un enclave histórico y que remarca el pasado medieval de España. Un recinto histórico que es uno de los grandes enclaves de la Edad Media. 

 

Más sobre el Castillo de Monteagudo

Lo que hizo tan importante a este castillo es, sin duda, su posición estratégica al estar situado a las afueras de la ciudad y a su impresionante puntal rocoso, que servía para poder vigilar desde allí todo lo que sucedía a su alrededor. El castillo, quedó coronado por una imagen de Cristo de 14 metros de altura, construido en 1926. Los restos arqueológicos que se mantienen, sus torres, y la grandeza que asoma en este cerro, hacen que sea un enclave fundamental en la región.

Una joya del patrimonio de Murcia, que muestra también la cultura de España, conformada por diferentes religiones y reyes que conformaron un pasado tan heterogéneo como el español.

 

Visitar el castillo

Para visitarlo, primero hay que pasar por el centro de visitantes de Monteagudo, que está a los pies de la montaña y que servirá para entender mejor la historia y valorar los restos de aquella fortaleza levantada hace 1.000 años. Después, el acceso al castillo requiere de una larga ruta de unos seis kilómetros andando. Eso sí, será un paseo marcado por la historia, ya que se pasa por Castillejo y Larache. 

Además, en esta misma zona se puede apreciar el sistema de regadío de la huerta tradicional que se utilizaba en la época medieval. Una visita que estará marcada por la cultura y la historia. Algo que le ha convertido en un referente para el turismo dentro de Murcia.

 

¿Dónde alojarse en Murcia?

Después de un largo día de senderismo y de empaparnos de la historia de España, seguramente te estarás preguntando cuál es un buen sitio para alojarte en Murcia y descansar. El B&B Hotel Murcia, a unos minutos en coche de este enclave histórico y cerca del centro de la ciudad, se convierte en el mejor hotel barato para alojarse y descansar.

¿Quieres saber más sobre la ciudad de Murcia? Consulta nuestros artículos :