Menu opener
Close
Rellena el campo de 'Destino'
No hay sugerencias
Por favor, selecciona un período de menos de 21 días
Selecciona una fecha posterior

Por favor, selecciona un período de menos de 21 díasSelecciona una fecha posterior

Desde
Hasta
Para clientes con acuerdo corporativo
  • Praga B&B Hotels
  • 11/08/202212/08/2022
    08/1108/12
  • 1 habitación, 1 adulto
  • 1 habitación, 1 persona

Praga, 1 hotel

Una historia de Praga

Fundada a finales del siglo IX, Praga se convirtió en la sede de los reyes de Bohemia. La ciudad floreció durante el reinado de Carlos IV en el siglo XIV, quien ordenó la construcción de la Ciudad Nueva, el Puente de Carlos, la Catedral de San Vito y la Universidad de Carlos.
Durante siglos, Praga fue una ciudad multiétnica con una importante población checa, alemana y judía. Las cuatro ciudades que antes formaban Praga no se unificaron hasta 1784, cuando se convirtió en la Praga que conocemos hoy. Estas cuatro ciudades eran Hradčany, Ciudad Pequeña, Ciudad Nueva y Ciudad Vieja. En 1850, la ciudad experimentó una mayor expansión cuando se construyó el distrito hebreo Josefov. Desde 1939, cuando el país fue ocupado por los nazis y durante la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de los judíos huyeron de la ciudad o murieron por el Holocausto. La población alemana, que había formado la minoría de los habitantes de la ciudad hasta el siglo XIX, fue expulsada después de la guerra.
Praga estuvo bajo el régimen comunista durante más de 40 años y rara vez fue visitada por turistas hasta después de la Revolución de Terciopelo el 17 de noviembre de 1989. Desde el momento en que hubo libertad en la calle, la ciudad comenzó a experimentar un gran auge económico, más aún después de que la República Checa se uniera a la Unión Europea en 2004. Hoy en día, es un destino turístico muy popular y, según las estadísticas, es la quinta ciudad más visitada de Europa.
Praga tiene una gran cantidad de edificios de especial interés arquitectónico. En 1992, el centro histórico de la ciudad, que abarca 866 hectáreas, fue incluido en el registro del Patrimonio Mundial Cultural y Natural de la Unesco. La ciudad está situada a ambas orillas del río Moldava en el centro de Bohemia. Praga es la capital de la República Checa y la cuna de la cultura checa.

 

Karlín

El alojamiento en Karlín es ideal para aquellos que quieren dejar el encanto de cuento de hadas del centro histórico y conocer una cara de Praga completamente diferente, atractiva, vibrante y en constante cambio.
A finales del siglo pasado, Karlín era un distrito industrial en mal estado que rara vez visitaban los turistas. Sin embargo, después de las catastróficas inundaciones de 2002, Karlín resurgió. Después de que se construyeran varios edificios ambiciosos y de alta calidad en la zona dañada, Karlín renació convertida en un nuevo espacio.
Hoy, Karlín es un distrito de moda en Praga, con un ambiente similar al de Berlín. Se pueden encontrar amplios bulevares, casas modernistas renovadas, muchos restaurantes y cafés diferentes, parques y edificios industriales reconvertidos con estilo. La colina Vítkov, con el monumento de Jan Žižka, ofrece una vista increíble de toda la ciudad, incluido el Castillo de Praga.